Deportes

GP Japón espera cambio de calendario y debilidad del yen atraiga aficionados

El circuito de Suzuka, uno de los favoritos de los pilotos por sus curvas técnicas y rectas de alta velocidad, atrajo el año pasado al mayor número de espectadores 

El anfitrión del Gran Premio de Japón de esta semana confía en que el cambio de calendario a una de las temporadas de mayor afluencia turística del país y una moneda barata atraigan a más visitantes internacionales a un evento que tradicionalmente ha contado principalmente con un público nacional.

La carrera de Fórmula Uno se ha trasladado de su fecha habitual de otoño boreal, durante la temporada de tifones en la que las fuertes lluvias han empañado el espectáculo en el pasado, al 5-7 de abril, coincidiendo con el momento álgido de la floración de los cerezos japoneses, o «sakura», de fama mundial.

La debilidad del yen, actualmente en mínimos de varias décadas frente al dólar, también está impulsando un repunte de turistas tras las estrictas restricciones de viaje impuestas durante la pandemia del COVID-19.

La carrera en el circuito de Suzuka, uno de los favoritos de los pilotos por sus curvas técnicas y rectas de alta velocidad, atrajo el año pasado al mayor número de espectadores en casi dos décadas, impulsado en parte por el repunte de los visitantes extranjeros.

Con la nueva depreciación del yen y la temporada de floración de los cerezos, esperamos que el número de aficionados internacionales se mantenga al mismo nivel o incluso supere el del año pasado», dijo Eijiro Oda, director general del circuito de Suzuka, gestionado por Honda Mobilityland.

Según Honda Mobilityland, el año pasado se vendieron unas 40.000 entradas a visitantes internacionales, una cifra cuatro veces superior a la de los años inmediatamente anteriores a la pandemia.

Para promocionar la carrera internacionalmente, el circuito ha empezado por primera vez a publicar contenidos en inglés en las redes sociales: ofrece consejos para viajar y hacer turismo.

Masumi Watabi, de 49 años, que regenta un restaurante que vende estofado de pastel de pescado japonés frente a la estación de Shiroko, desde donde los aficionados a la F1 suelen tomar autobuses hasta el circuito, dijo que también espera que continúe el crecimiento de aficionados extranjeros.

«El año pasado tuvimos un crecimiento explosivo de clientes extranjeros en mi restaurante. Este año… esperamos que muchos visitantes extranjeros vengan en primavera, cuando Japón está más bonito», afirmó.

El domingo de carrera del año pasado, el 80% de los clientes eran extranjeros, añadió.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba