Deportes

Ronaldo salva el triunfo en el último suspiro; Barcelona pierde y está en crisis en Champions League

Barcelona acumuló su segunda goleada en el Grupo E de la Champions League y es colero sin ninguna unidad. El cuadro culé fue superado por el Benfica en gran parte del partido y sufrió tres goles, dos de ellos anotados por el uruguayo Darwin Núñez., Las críticas nuevamente apuntan hacia el técnico Ronald Koeman.

Con sólo tres minutos de juego, Darwin recibió un pase en profundidad, recortó a Eric García y soltó un disparo que se coló ajustado al palo derecho de Marc-André Ter Stegen (3).

El Barça, que acabaría con diez por a expulsión de Eric García (87), reaccionó bien al tanto en contra, haciéndose con el dominio del balón, apoyado en la buena actuación de Frenkie de Jong y el joven Pedro González ‘Pedri’ en el centro del campo.

Koeman trató de refrescar el equipo con las entradas de Ansu Fati, Nicolás González y Coutinho (67), pero mientras trataba de ajustarse, Rafa Silva aprovechó un rechace de Ter Stegen para marcar el 2-0 (69).

Darwin no falló desde los once metros (79) para rematar una pésima segunda parte del Barcelona, que trató de reaccionar con más corazón que cabeza, sin resultado.

Por otro lado, era la noche del Villarreal y acabó siendo la de Cristiano. El Submarino salió al Teatro y ofreció un monólogo tan apabullante, que a Old Trafford no le salía ni pitar. Estaba perplejo. Los primeros 40 minutos fueron un repaso histórico, mayúsculo, con un Villarreal perdonando una tras otra y un United temple. De Gea achicaba aguas de los camarotes mientras gritaba que alguien le ayudase. Pero anduvo solo, totalmente solo.

Ese fue el guion hasta la hora de juego, en concreto hasta que Alcácer hizo el 0-1, tras empujar un centro de Danjuma (el mejor del partido con diferencia). A partir del gol, paradójicamente, el Villareal se empequeñeció y el United mutó de diablillo a demonio. Alex Telles, de volea, hizo el empate. Y cuando todos firmaban la sexta tabla consecutiva entre estos dos equipos, apareció el milagro. Y la calamidad.

El Villarreal tembló cuando menos se puede temblar; dudó donde menos se puede hacer. Y no despejó un balón dentro del área en el 94′, permitiendo que Cristiano, que apenas había aparecido en toda la noche, disparase e hiciese el 2-1. Se encontró una pelota y, como lo lleva en la sangre, no pudo resistirse a mandarla a la jaula. Camiseta fuera y frenesí en Old Trafford.

Otros partidos se llevaron acabo donde la Juventus ganó por la mínima ante el Chelsea con gol de Federico Chiesa. Bayern Munchen goleó 5-0 al Kiev. Wolfsburgo empato 1-1 con Sevilla. Atalanta triunfo de local 1-0 ante el Young Boys, mientras Zenit aplastó 4-0 al Malmo. Salzburg salvó el partido 2-1 a su favor frente al Lille.

Con información de depor.com y as.com

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba