Deportes

Selección de Brasil no tuvo piedad con Uruguay; goleó 4-1 en Manaos y hace maletas para Catar 2022

Neymar se libró de sus fantasmas para contagiar de alegría a Brasil, que goleó 4-1 a Uruguay este jueves en la ciudad amazónica de Manaos y quedó a monedas de clasificarse al Mundial de Catar-2022.

El ‘10′ se sacudió de la floja presentación en la jornada pasada, en el empate 0-0 con Colombia, al anotar el primer tanto (10) y participar en los demás, concretados por un intratable Raphinha (18, 58) y Gabigol (83).

El goleador histórico de los charrúas, Luis Suárez, descontó en el minuto 77 en un tiro libre, en la única opción de gol celeste en la Arena da Amazônia, donde unas 14.000 personas aplaudieron a Brasil, líder invicto del premundial sudamericano.

Con espíritu amateur, ‘Ney’ guió a la ‘Seleção’ a una nueva victoria en el clasificatorio, la décima en once juegos, y a la virtual clasificación a la Copa Mundo con 31 puntos, a falta de siete partidos, incluido el suspendido clásico contra Argentina.

Desde que la eliminatoria sudamericana se juega con el formato todos contra todos (rumbo a Francia-1998), ningún equipo se ha quedado sin participar en un Mundial después de haber sumado más de 30 unidades.

Uruguay, con su portero Fernando Muslera como figura, apenas batalló y cayó a la quinta posición, con 16 unidades, que da pase a la repesca contra una selección de otro continente.

Volver a sonreír

Sólo fue que el árbitro argentino Fernando Rapallini diera inicio para que Neymar se mostrara muy diferente del jugador errático de Barranquilla, donde la ‘Canarinha’ perdió su racha de nueve victorias consecutivas en el inicio del clasificatorio.

El astro, de 29 años, fue siempre hacia adelante. Cuando los pentacampeones tenían la pelota, buscó él mismo o por persona interpuesta el arco de Muslera; sin ella, presionó al uruguayo que la tuviera.

Con la libertad otorgada por Tite, se paseó a su antojo por el área celeste y obtuvo, muy rápido, la redención luego del partido opaco ante Colombia, en el que perdió 15 balones, su peor marca rumbo a una Copa del Mundo.

Fred le filtró, de zurda, una pelota a la espalda de los zagueros charrúas. Él la bajó con el pecho, esquivó a Muslera y, con el ángulo cerrado, la coló por entre las piernas de Sebastián Coates.

Sus compañeros lo rodearon y él volvió a sonreír. Ahora está a siete goles de los 77 de Pelé, máximo goleador de la ‘Canarinha’, y a uno del boliviano Marcelo Martins, artillero del premundial sudamericano con ocho dianas.

La risa se agrandaría al poco tiempo, cuando Muslera le despejó un disparo pero el rechazo cayó en pies de Raphinha, la revelación brasileña de la triple jornada.

El extremo del Leeds de Inglaterra, que se estrenaba como titular, la empujó con la izquierda para sentenciar, temprano, una contienda que se esperaba más reñida. Después vendría la exhibición asistidora de ‘Ney’.

Asistidor

Raphinha, de 24 años, coronó la habilitación del ‘10′ en un contragolpe, provocando que la ‘torcida’ coreara el nombre de Neymar y ovacionara a su selección, cuestionada por muchos por su fútbol muchas veces gris.

“Para mí va a ser muy difícil olvidar esta noche”, dijo el jugador del Leeds, quien anotó sus primeros tantos con Brasil.

Y Gabigol, en los últimos minutos, selló la cuenta con un cabezazo a centro de la figura de la cancha.

Muslera y la mala puntería evitaron más festejos en una jornada de superioridad absoluta de los locales, cuya defensa tuvo una noche tranquila en el regreso a la titular de los goleadores históricos de la Celeste, Suárez y Cavani.

La dupla no empezaba un partido de la eliminatoria desde noviembre, pero los de Oscar Tabárez volvieron a sufrir para generar acciones de gol, aunque el tiro libre de Suárez, al ángulo inferior izquierdo de Ederson, sepultó la racha de dos juegos en línea sin que el equipo marcara.

La anotación, sin embargo, fue anecdótica para un Uruguay cuyo sueño mundialista peligra. 

Fuente: El Universo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba