Deportes

Una nueva final entre Estados Unidos y México

Una de las peores versiones de México en Copa Oro, enfrenta a una de las peores versiones de Estados Unidos, en la Final de una de las mejores versiones de una Copa Oro.

Y aunque no son los mismos jugadores, es posible esperar, en el desenlace, una de las mejores versiones de una Final de Copa Oro, especialmente por el antecedente inmediato, embarrado de miel estadounidense y de hiel mexicana, que fue la Final de la Liga de las Naciones.

Estados Unidos no fue mejor que Catar, pero marcó el gol de la diferencia (1-0). México no siempre fue mejor que Canadá, pero al minuto 99, con gol de Héctor Herrera, marcó la diferencia (2-1).

Y antes de ir al detalle de los juegos, establecer nuevamente la comodina, cínica y descarada actitud de la Concacaf: #ElGrito apareció de nuevo, con vehemencia, este jueves, y no hay, no ha habido y no habrá sanción de su parte contra la Selección Mexicana.

Claro, no va a pegarse un tiro en la pezuña con un escopeta recortada, cuando puede impactar y deslumbrar a sus patrocinadores con el rating más alto en la historia de una Final de Copa Oro. La Copa Panamericana de 2024 no valdrá su peso en oro, sino en diamantes.

A Estados Unidos lo persigue la misma cantaleta de esta Copa Oro: no fue el mejor en la cancha, pero fue el mejor en el marcador. Catar lo perdonó, desde el manchón penal y desde varios puntos de torpe artillería. El futbol lo hicieron los cataríes, mientras los anfitriones, con base en su futbol mezquino, pragmático, negociaron la victoria.

Por México, afloraron nuevamente las inconsistencias. Tecatito Corona había sido el jugador referente en movimientos ofensivos del Tri, pero ante Canadá, fue acordonado, y quedó en el empuje de Héctor Herrera, a ratitos, como siempre, la posibilidad del Tri de hacer daño.

Recuérdese: la mejor selección de Martino, dicho está, será a partir del híbrido que tenga en la eliminatoria, armado precisamente con quienes intentan una hazaña en Tokio, y con quienes intentan mantener la desvencijada corona conkakafkiana (dixit Guillermo Chao) en la Copa Oro.

Por otro lado, México es un caos en el fondo. Afortunadamente son todos tan conscientes de sus torpezas, que son solidarios entre sí. Si se equivoca Salcedo, tanto como siempre, aparecerá Héctor Moreno al rescate. Y si se equivoca Moreno, tanto como siempre, aparecerá Salcedo al rescate. La solidaridad esa de que entre bomberos no se pisan la manguera.

¿Y #ElGrito? Estuvo ahí. Finalmente algunos empiezan a entender lo obvio: no es un insulto para el portero contrario, es un vituperio, hecho reclamo y queja, contra la mismísima selección mexicana. La propuesta es clara: mientras menos juegas, más grito; mientras menos me ofreces, más te increpo.

#ElGrito es hoy la única –pero muy poderosa–, herramienta de venganza que tiene la tribuna para acicatear a sus jugadores, y transformar a los asnos futbolísticos, en percherones de batalla. Y parece surtir efecto.

Fuente: ESPN

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba