Entretenimiento

Netflix pagará 59 mdd para resolver un conflicto fiscal en Italia

Los fiscales habían abierto una investigación por posible evasión fiscal hace tres años.

La fiscalía de Milán ha abierto una investigación a la plataforma de contenidos audiovisuales estadounidense Netflix por un supuesto delito de «falta de declaración de impuestos», informó hoy el diario Corriere della Sera.

Según la investigación coordinada por el fiscal Gaeteano Ruta y la Guardia de Finanza (policía financiera italiana), a pesar de que la sociedad con un 1,4 millones de abonados en Italia no tiene presencia física, «mantendría una estable organización oculta» en el

La fiscalía de Milán emitió un comunicado en el que decía que había llegado a un acuerdo con la multinacional de streaming de vídeo a la carta por un periodo que abarcaba desde octubre de 2015 hasta 2019 y le pedía que pagara 55.8 millones de euros (59.1 millones de dólares).

La empresa dio la cifra del acuerdo sin nombrar específicamente a la empresa implicada, pero tres fuentes con conocimiento del asunto confirmaron que se trataba de Netflix. Los fiscales habían abierto una investigación por posible evasión fiscal hace tres años. Afirmaban que Netflix debería haber pagado impuestos en Italia porque se basaba en la infraestructura digital para transmitir contenidos a 2 millones de usuarios en el país.

Los investigadores se basan en que tanto los servidores de Internet como los cables para su difusión demuestran la presencia de la actividad en el país.

La investigación se ha abierto contra desconocidos, ya que la sociedad californiana no tiene ningún dirigente encargado en el país.

Según las investigaciones de la Guardia de Finanza de Milán, los contenidos de entretenimiento llegan en vídeo a Italia desde el extranjero y se transmiten en el territorio nacional a través de las redes que son administradas por los proveedores de Internet que Netflix paga regularmente.

La misma compañía con sede europea en los Países Bajos puede disfrutar del uso exclusivo de servidores y computadoras que, además de procesar datos de películas, series y música, procesan los algoritmos que producen las ofertas y perfilan a los usuarios, para ofrecer su contenido televisivo dirigido solo a quienes residen en el territorio italiano.

Por esta razón, la Fiscalía ha decidido seguir el mismo procedimiento fiscal para cualquier «organización material estable», es decir, como cualquier sociedad residente en el extranjero, pero que tiene una «oficina comercial fija en Italia».

Con información de PULSO.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba