Entretenimiento

Tiene 2 años y acaban de reconocerla como una de las personas más inteligentes del mundo

Con solo dos añitos, Kesha Quest ya sabe leer y escribir, conoce todos los elementos de la tabla periódica, puede descifrar patrones y tiene una memoria excepcional. 

Y como si fuera poco se acaba de convertir en el miembro más joven de la asociación de superdotados American Mensa que agrupa a las personas más inteligentes del mundo que viven dentro de Estados Unidos. 

La propia asociación lo anunció en su cuenta de Instagram. 

Según contó la familia de la niña, en cuanto Kashe dijo su primera palabra, sus habilidades se desarrollaron rápidamente. Pronto empezó a hablar con frases completas y enseguida notaron que estaba muy avanzada para su edad.

Entonces, la llevaron a su pediatra que también notó que la niña estaba muy avanzada. De ahí, a una psicóloga que decidió que hiciera el test de Mensa para medir su coeficiente intelectual. ¿El resultado? Un IQ (como se la llama en inglés) de 146.

A modo de referencia, el científico Stephen Hawking tenía un IQ de 160; el ajedrecista Garry Kasparov, un IQ de 190 y se cree que Albert Einstein tenía un IQ de entre 160 y 190. El IQ promedio de las personas en Estados Unidos es de 100. 

Entre otras habilidades, Kashe también puede identificar los 50 estados de Estados Unidos por su forma y ubicación en un mapa. Está aprendiendo español, conoce más de 50 signos en el lenguaje de señas, y puede contar hasta 100. Recuerda: tiene solo dos años. 

«Al fin y al cabo, está en la etapa de niño pequeño. Sigue siendo una niña normal de dos años con rabietas y todo, pero es diferente porque la forma de comunicarse con ella tiene que ser diferente porque es capaz de entender un poco más», explica su madre Sukhjit Athwal.

El mayor de los desafíos que tiene junto a su esposo Devon es educar a la niña para llevar al máximo su potencial pero sin perder de vista que tiene que tener una niñez normal.  

Para poder ser miembro de Mensa es necesario que las personas hayan alcanzado una puntuación dentro del dos por ciento más alto de la población general en un test de inteligencia aprobado, que haya sido administrado y supervisado adecuadamente. Esto significa que hay que ser más inteligente que el 98% de las personas. Y Kashe acaba de ser reconocida como una de ellas. 

La pequeña tiene su propia cuenta de Instagram que maneja su madre con casi 5,000 seguidores y acaba de publicar en ella una foto de la pequeña con su membresía de Mensa. 

Fuente: El Vocero

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba