Espectáculos

Exesposa de Héctor Suárez revela que no dormían en la misma habitación.

ndra Quiroz aseguró que ella no cree en el ‘hasta que la muerte nos separe’.Sandra, te conocí siendo la mujer de Héctor Suárez Gomis, con quien tienes un hijo, ¿él es buen padre?“Nos separamos justo cuando acababa de nacer Pablo, pero tenemos una relación padrísima y nos llevamos increíble. Los papás quieren enseñarles amor a los hijos llevándose del chongo, pero a mi hijo le enseño amor amando a mi expareja, aunque ya no estamos juntos. Héctor es buen papá, está presente, Pablo habla con él y se van juntos los fines de semana”.


-¿Te da manutención?
“Sí, tenemos una buena comunicación”. -Me dijiste que Héctor y tú dormían separados…
“Es una condición que pongo a las parejas con las que he vivido. Para mí, el secreto de la felicidad es vivir en cuartos separados desde el día uno; si cada uno tiene su espacio, hay santa paz.

-¿Te separaste de él por las manías que tienen las personas con asperger?
“Héctor me dijo que tenía ese espectro del autismo después de que terminamos y me sorprendió mucho, pues viviendo juntos no hubo ni medio tema al respecto. Se oye sangrón, pero llevo muchísimos años
trabajando en conocerme para tener relaciones saludables y con él nunca tuve ese conflicto”.
-¿Por qué terminaron?
“No creo en el matrimonio, creo que las relaciones de pareja tienen ciclos, hay momentos en los quela pareja está y crece, pero hay una fecha de caducidad”.
-¿Tienes novio ahora?
“Sí, y estoy muy enamorada, mi novio es escritor, director y productor de cine, es Gabriel Ripstein, hijo de Arturo Ripstein. Llevamos un año de relación muy saludable y estamos muy enamorados”. 

-¿Vives con él en cuartos separados?, ¿se casarán?
“Cada uno vive en su casa, yo no creo en estar ‘hasta que la muerte nos separe’, me parece una condena terrible en el amor. No nos interesa tener ese tipo de relación ni vivir juntos. Cada uno tenemos nuestros
gastos y nuestras barbies, nos prestamos los juguetes cuando queremos jugar y, cuando terminamos de jugar, cada uno se regresa feliz a su casa”.
-¿Has gritado “Auxilio, necesito un amante”, como en la obra en la que estás?
“Todos de alguna manera hemos estado en los tres lugares de la infidelidad: nos han puesto el cuerno, hemos puesto el cuerno hemos sido ‘la otra’. A mí me tocó vivir los tres lugares y descubrí que lo mío no es ser
infiel; la infidelidad es una vocación, es un arte, pero no es lo mío”, concluyó.

Con información de TVN

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba