Espectáculos

Tras sufrir «La forma más terrible de demencia» Robin Williams se suicidó

Los últimos días de Robin Williams fueron desesperantes. Así lo muestra el documental Robin’s Wish que ya está disponible en la plataforma Filmin. El documental tiene como objetivo demostrar la situación por la que atravesó solo el actor y lo llevo a su triste final.

Los últimos días de Robin Williams fueron desesperantes. Así lo muestra el documental Robin’s Wish que ya está disponible en la plataforma Filmin. El documental tiene como objetivo demostrar la situación por la que atravesó solo el actor y lo llevo a su triste final.

El material, lanzado a seis años de la muerte del actor, muestra los últimos días de Robin Williams, quien padecía sin saberlo demencia con cuerpos de Lewy, una enfermedad mental que, entre otras cosas, le causó angustia, depresión y que finalmente lo llevó al suicidio.

En el documental dirigido por Tylor Norwood, el neurólogo Bruce Miller explica que al final de sus días, el cerebro de Robin Williams estaba muy afectado.

“Estuve viendo cómo afectó a su cerebro. Me di cuenta de que ésta era la forma más terrible de demencia con cuerpos de Lewy que había visto jamás. No había ningún área que no estuviese afectada. Me sorprendió mucho que Robin pudiera caminar o moverse”, comentó Miller, quien describió este padecimiento como “devastador, mortal, rápido y progresivo”.

En Robin’s Wish también aparece Susan Schneider, la última esposa de Robin Williams, quien contó que el actor sufría insomnio y episodios de delirios, además de que tenía un temblor en la mano izquierda que se descubrió mientras el actor filmaba la tercera parte de Una noche en el museo.

Sobre el temblor de la mano y el rodaje de la película, el director de la cinta, Shawn Levy, reveló que el propio Robin Williams se había dado cuenta de que algo no iba bien.

“Cuando llevábamos un mes de rodaje teníamos claro, tanto yo como todos en el set, que a Robin le pasaba algo. Veíamos que le estaba costando como nunca recordar las frases y combinar los diálogos con la actuación», recordó el director de cine.

“‘No sé qué me pasa, ya no soy yo’, me decía. Me llamaba a las diez de la noche, a las dos de la mañana, a las cuatro diciendo: ‘¿Se puede usar algo de lo que he hecho? ¿Doy mucha pena?’», comentó Shawn.

«Yo lo tranquilizaba diciendo: ‘Sigues siendo tú, sólo tienes que recordarlo’”, contó el cineasta.

Este documental tiene un objetivo claro: limpiar el nombre de Robin Williams y justificar su suicidio. Por ello, gran parte del material se dedica a explorar la enfermedad que lo llevó a quitarse la vida.

Con información de El Imparcial

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba