Internacionales

El Papa Francisco pide no explotar a los migrantes con fines políticos

El Papa Francisco condenó el domingo la explotación de los inmigrantes con fines políticos durante una visita a la isla griega de Lesbos, lamentando que Europa haya entrado en “una era de muros y alambradas de púas”.

El religioso argentino caminó en por el campamento y se detuvo para saludar a decenas de refugiados.

El pontífice visitó por vez primera este destacado punto de entrada de inmigrantes en 2016 y se llevó a 12 refugiados sirios a Italia con él. Hoy regresó brevemente en el marco de su viaje de cinco días a Chipre y Grecia para reunirse con refugiados en el campamento de Mavrovouni, que tiene capacidad para unas 2 mil 300 personas.

Lamentó que “poco ha cambiado en el tema migratorio” desde su última visita hace cinco años. Según afirmó, el Mediterráneo -donde miles de personas han muerto intentando hacer la travesía desde el norte de África a Europa- sigue siendo “un cementerio lúgubre sin lápidas”.

“Estoy aquí para ver sus rostros y mirarlos a los ojos. Ojos llenos de miedo y expectación, ojos que han visto violencia y pobreza, ojos llenos de lágrimas”, dijo en el área de recepción e identificación del campamento.

Francisco reprendió por segundo día consecutivo a quienes utilizan la crisis migratoria para fines políticos.

“Es fácil despertar a la opinión pública inculcando el miedo a los demás”, dijo, agregando que las personas que son antiinmigrantes “no hablan con la misma vehemencia” sobre la explotación de los pobres, las guerras y la industria armamentística.

“Habría que atacar las causas remotas, no a los pobres que pagan las consecuencias e, incluso, son utilizados para la propaganda política“, señaló.

El campamento, instalado en un antiguo campo de tiro del ejército, está formado por decenas de estructuras prefabricadas, algunas similares a contenedores de transporte y otras más pequeñas de plástico.

Sentado en una silla bajo una carpa con el mar a sus espaldas, el Papa escuchó a Christian Tango Mukaya, un refugiado de 30 años de la República Democrática del Congo que lleva un año en el campamento con dos de sus hijos. No ha tenido contacto con su esposa y otro hijo desde que llegó.

Mavrovouni, cuyo perímetro está rodeado de cemento, alambre de púas y el mar, reemplazó al célebre campamento de Moria, que sufrió un incendio el año pasado. El Papa visitó a varias familias allí al final de su visita matutina.

Alejándose de su discurso preparado, Francisco dijo que es “angustioso” escuchar que algunos líderes europeos querían usar fondos comunes para construir un muro y colocar alambre de púas para mantener alejados a los inmigrantes. “Estamos en la era de los muros y el alambre de púas”, afirmó.

Grecia ha sido durante mucho tiempo el principal punto de entrada a la Unión Europea para los inmigrantes y refugiados que huyen de la guerra y la pobreza en Oriente Medio, Asia y África. Cientos de miles de personas llegaron a las playas de Lesbos en 2015 después de cruzar en barcos desde Turquía. 

Con información de ARISTEGUINOTICIAS.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba