Internacionales

Juicio a Trump supera el primer obstáculo

El Senado de Estados Unidos declaró constitucional el impeachment contra el expresidente Donald Trump.

Con 56 votos a favor y 44 en contra, los legisladores dieron el primer paso para condenar al republicano.

Jamie Raskin, principal fiscal del caso en la Cámara de Representantes, declaró ante los senadores que el caso presentará “hechos fríos y duros” contra Donald Trump.

Eso es un delito y una falta grave. Si eso no es causa de juicio político, entonces no existe tal cosa”, dijo Raskin.

Donald Trump, quien dejó su cargo el pasado 20 de enero, está acusado del cargo de incitación a la insurrección debido al asalto al Capitolio el 6 de enero pasado.

Al inicio de la sesión, los senadores, en calidad de jurados, observaron en las pantallas  del recinto un video sobre la toma del Congreso, un hecho en el que murieron cinco personas, incluido un policía.

Los presidentes no pueden encender la insurrección en sus últimas semanas y luego marcharse como si nada”, declaró el congresista demócrata Joe Neguse.

Además de los 50 demócratas, seis legisladores republicanos votaron por la validez del proceso.

Se trata de los senadores Bill Cassidy, Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney, Ben Sasse y Pat Toomey.

Uno de los abogados de la defensa del republicano, Bruce Castor, apeló a la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos para justificar las palabras de Trump tanto el 6 de enero como los días previos, en las que pronunció teorías infundadas sobre fraude en las elecciones de noviembre.

Si bien Castor condenó las acciones de la turba, defendió que Trump no debía ser considerado responsable de las acciones de sus partidarios, puesto que su derecho a la libertad de expresión está registrado en las leyes estadunidenses.

La defensa insistió en que los llamados del exmandatario fueron en sentido figurado.

Se trata de la primera vez que un mandatario estadunidense enfrenta a dos juicios políticos.

Para ser declarado culpable se requiere una mayoría calificada en el Senado, es decir, 67 de los 100 votos.

Posteriormente, se procedería a una discusión sobre si el republicano debería quedar inhabilitado para ocupar cualquier cargo en el futuro y no podría competir por la presidencia en 2024.

Aunque senadores republicanos han criticado el rol del expresidente en el violento episodio, parece poco probable que 17 de ellos se unan a los 50 senadores demócratas para condenarlo.

Hoy, el proceso de discusión continúa con la presentación de argumentos de ambas partes.

ACUSADO GUARDA SILENCIO

Mientras el Senado de Estados Unidos discute su juicio político, el expresidente Donald Trump se resguarda en su club de Mar-a-Lago en Florida.

Seguir los debates desde su club frente al océano, a distancia debería permitirle medir hasta dónde conserva su control en el partido republicano.

Finalmente, comprendió que decir menos es más”, resumió el sitio informativo Politico.

Así podría contar sus tropas y hacer un balance de las corrientes que atraviesa el partido, dividido entre quienes creen firmemente en un regreso de Trump en 2024, y quienes prefieren pasar la página.

Antes de dejar el cargo el 20 de enero, el republicano perdió uno de sus principales espacios de comunicación: su cuenta de Twitter.

El magnate neoyorquino tampoco publicó ningún mensaje pregrabado por video.

Sin embargo, el lunes, el exmandatario fue captado en su club, vistiendo una camiseta color blanco y la distintiva gorra color rojo utilizada por sus seguidores durante los mítines.

Fuente: Excelsior

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba