Internacionales

Los multimillonarios en carrera por conquistar el espacio

Quizás uno de los sueños más recurrente de los niños y las niñas es ser un astronauta; salir de la tierra y conquistar el universo. Hoy, tres grandes multimillonarios van en busca de ese gran sueño, tal vez el mismo que algún día tuvieron en su infancia, antes de ser ricos y poderosos.

Desde hace un tiempo Jeff Bezos (Amazon), Elon Musk (Tesla) y Richard Branson (Virgin) han mostrado interés y han invertido millones en busca de lanzarse a la conquista del cosmos.

De hecho este domingo Branson alcanzó una meta anhelada y finalmente llegó al espacio a bordo de un avión de su propia compañía, tras despegar desde el desierto de Nuevo México y superar más de 50 millas (80 km.) de altura.

«He soñado con este momento desde que era un niño, pero nada me había preparado para tener una vista de la Tierra desde el espacio», reconoció el multimillonario empresario británico, que fundó Virgin Galactic en 2004 con la idea de realizar vuelos comerciales al espacio.

Por su parte, Bezos anunció que irá al espacio en el primer viaje tripulado de su compañía Blue Origin, lo que pone de relieve la obsesión que algunos multimillonarios por salir de la tierra y conquistar el espacio.

El hombre más rico del mundo, según Forbes, contó en su cuenta de Instagram que el próximo 20 de julio -sólo quince días después de que se haga efectiva su renuncia como consejero delegado de Amazon- viajará al espacio junto a su hermano, Mark, y una tercera persona que compre el asiento a través de una subasta.

Jeff Bezos, responsable ejecutivo de Amazon.

El de ese día será el primer viaje comercial de la compañía aeroespacial que él mismo fundó en septiembre del 2000 -seis años después de crear Amazon- y el multimillonario explicó cómo, desde que tenía cinco años, siempre ha soñado con viajar al espacio.

UN SUEÑO DE INFANCIA

«Ver la Tierra desde el espacio te cambia y cambia tu relación con el planeta y con la humanidad», aseguró Bezos, que a principios de año ya adelantó sus planes de abandonar el puesto de máximo responsable en Amazon y ceder el testigo al ahora jefe de Amazon Web Services (AWS), Andy Jassy.

Así, como él mismo indicó, tendrá más tiempo para centrarse en iniciativas filantrópicas y en la gestión de sus otras empresas, Blue Origin y el diario The Washington Post.

La pasión de Bezos por el espacio la comparte Elon Musk, que si bien es conocido internacionalmente por su puesto al frente del fabricante de vehículos eléctricos Tesla, antes de ocupar este cargo fundó SpaceX, una empresa privada que es contratista de la NASA y que el año pasado ya puso astronautas en órbita.

El multimillonario sudafricano residente en Texas está convencido de que el futuro de la humanidad está fuera del planeta Tierra y de que si la especie no migra al espacio, en algún momento se producirá un fenómeno de extinción masiva.

UNA CIUDAD EN MARTE

«La alternativa es convertirnos en una civilización que viaje por el espacio y en una especie que resida en varios planetas. Espero que convengan conmigo de que está es la manera correcta de proceder», se dirigió Musk a la audiencia en una conferencia celebrada en México en 2016.

Elon Musk, quien quiere realizar el primer viaje a Marte en la próxima década.

El multimillonario también ha expresado deseos de fundar una ciudad en Marte que tenga un millón de habitantes en 2050 y SpaceX ya está trabajando en el diseño de las aeronaves para transportarlos.

Pese a que su empresa es la que hasta la fecha ha logrado más éxitos y notoriedad en el campo de la industria espacial, Musk todavía no ha sido pasajero en ninguno de sus viajes y Bezos se le adelantará cuando sea impulsado a la atmósfera el próximo 20 de julio.

Elon Musk

Tras el propósito de alcanzar el espacio también está Richard Branson, cofundador del conglomerado británico Virgin Group -con fuerte presencia en el mundo del transporte aéreo y del turismo- y que en 2004 fundó Virgin Galactic, una subsidiaria cuyo objetivo es ofrecer viajes espaciales comerciales.

HOTELES Y VUELOS INTERPLANETARIOS

Sin embargo, la apuesta de Branson es algo distinta a las de Bezos y Musk, puesto que no se basa en mandar cohetes que salen disparados de la superficie terrestre en vertical y con destino a la Estación Espacial Internacional, a la luna o a cualquier planeta.

Virgin Galactic, en cambio, utiliza una aeronave de carga de propulsión (similar a dos aviones unidos por el ala) que levanta la nave espacial hasta una cierta altura y luego la libera para que planee y use su propio motor para llegar todavía más alto. Como en los casos de Bezos y Musk, Branson tiene su propio sueño, consistente en trasladar el modelo actual de viajes aéreos al espacio, con trayectos a altísima velocidad y transporte a hoteles en otros planetas.

ASCENSO AL ESPACIO, CAÍDA EN BOLSA

Un día después del viaje al espacio de su fundador, Richard Branson, Virgin Galactic anunció este lunes una solicitud para vender acciones por valor de 500 millones de dólares, un movimiento que provocó fuertes caídas en la cotización de sus títulos.

La empresa dijo en una comunicación al regulador bursátil que usará el dinero recaudado en la operación -gestionada por Morgan Stanley, Credit Suisse y Goldman Sachs- para cubrir gastos generales y seguir desarrollando su negocio.

Según medios especializados, Virgin Galactic tiene 240 millones de acciones, de los que 164,6 millones estaban disponibles al público. Con base en el precio al cierre del pasado viernes, la oferta de 500 millones de dólares equivaldría a algo más de 10 millones de acciones.

Tras subir con fuerza en las operaciones previas a la apertura de Wall Street, luego del éxito del viaje de Branson, los títulos de la firma caían con fuerza una vez conocido el plan de venta.

Fuente: Portafolio

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba