Internacionales

¿Por qué hubo un golpe de Estado en Sudán?

El golpe de Estado en Sudán, donde el primer ministro Abdallah Hamdok fue detenido, el gobierno disuelto y se ha decretado el estado de emergencia marca el clímax de las tensiones políticas que se viven en el país desde que fue derrocado el presidente Omar al-Bashir.

Los militares derrocaron a Al-Bashir, considerado un líder autoritario, en agosto de 2019, tras meses de protestas. La movilización ciudadana obligó al ejército a negociar un plan para una transición hacia un gobierno democrático. Desde entonces, militares y civiles comparten el poder.

Sin embargo, la relación entre Hamdok y los militares ha sido tensa, igual que la situación en el país, donde la crisis política se suma a la económica y crece la alarma por la escasez de comida, de combustible, entre otros.

Intento de golpe de Estado en Sudán hace un mes


El 21 de septiembre pasado, el ejército anunció haber abortado una intentona golpista encabezada por oficiales rebeldes, para apartar a Hamdok del poder. El primer ministro acusó a “remanentes del régimen” de Al-Bashir de orquestar la intentona y advirtió de la necesidad de “reformar los órganos militares y de seguridad”.

Esto provocó el enojo de los líderes militares, y en el último mes ha habido una serie de manifestaciones tanto a favor como en contra del Ejecutivo.

Los líderes militares exigían al gobierno de transición encabezado por Hamdok un cambio de gabinete, algo que los líderes civiles rechazaron como un intento militar de hacerse con el poder.

Los militares acusan a Hamdok de no haber logrado la recuperación económica de Sudán, y las reformas económicas impulsadas por el gobierno, incluyendo el recorte a los subsidios al combustible, no han caído bien entre un sector de la población sudanesa.

Hamdok señaló en su momento que se habían dado “preparativos” para crear un ambiente propicio para el golpe, como la falta de seguridad en las calles en medio de protestas en algunas provincias del país y escasez de productos básicos, en el marco de la prolongada crisis de vive Sudán.

Sudán, con 80 partidos políticos pelando entre sí


El país sufre, además, de una fractura política, con al menos 80 partidos peleando unos con los otros.

El general Abdelfatah al Burhan, quien fungía hasta ahora como presidente del Consejo Soberano, suspendió algunos artículos de la Constitución transitoria, que fue firmada en agosto de 2019 por los militares y los civiles, y en la que sentaron las bases del reparto de poder durante 39 meses hasta la celebración de elecciones democráticas, previstas para principios de 2024.

Elecciones en Sudán


Ahora, Al Burhan asegura que habrá elecciones en julio de 2023.

El Consejo Soberano estaba integrado por 11 miembros, cinco de ellos militares y otros cinco civiles, además de uno seleccionado por acuerdo de todas las partes, con una presidencia rotatoria, que en los pasados más de dos años estuvo ocupada por Al Burhan.

Fuente: El Universal

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba