Internacionales

Un juez federal de EE.UU. bloquea la estricta ley antiaborto de Texas

Un juez federal de Estados Unidos ha emitido una orden para bloquear la ley que prohíbe el aborto a partir de las seis semanas en Texas, legislación que entró en vigor a principios de septiembre ante la inacción del Tribunal Supremo estadounidense. El juez ha admitido un recurso de la Administración Biden.

El juez de Texas Robert Pitman ha señalado este miércoles que ha dado este paso debido a que la polémica ley «impide ilegalmente a las mujeres ejercer control sobre sus vidas», lo que ha considerado una «ofensiva privación» de un «derecho importante».

En concreto, la orden de Pitman impide que cualquier funcionario estatal, entre ellos jueces y secretarios de los tribunales, hagan cumplir la prohibición, al tiempo que exige tomar medidas proactivas para informar a los funcionarios judiciales y particulares que respalde la ley que esta se encuentra totalmente bloqueada.

Esta orden de bloqueo supone una victoria para los defensores del derechos al aborto, si bien puede tratarse solo de un triunfo temporal ya que en una audiencia celebrada la semana pasada, la Oficina del fiscal general de Texas avanzó que el estado apelaría la orden ante el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito, el más conservador de Estados Unidos. De hecho, este Tribunal ya ha rechazado anteriormente una petición de centro hospitalarios para bloquear la ley, informa la cadena estadounidense CNN.

Por el momento, las clínicas enfrentan un riesgo legal si reanudan los abortos a partir de las seis semanas ya que la ley de Texas señala que si una orden bloquea esta legislación y ese bloqueo se revierte posteriormente, los centro que hayan realizado interrupciones del embarazo en ese período son responsables de los mismos.

«Victoria para las mujeres»

Pese a la futura apelación, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, que anunció previamente que el Departamento de Justicia presentaría una demanda propia contra la ley, ha celebrado la decisión del juez federal.

«El fallo de hoy es una victoria para las mujeres en Texas y para el estado de derecho (…)», ha aplaudido, para señalar que el Departamento de Justicia continuará «protegiendo los derechos constitucionales contra todos los que busquen socavarlos».

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha calificado el fallo como un «paso importante hacia la restauración de los derechos constitucionales de las mujeres en todo el estado de Texas».

La restrictiva ley del aborto texana «no sólo viola flagrantemente el derecho al aborto seguro y legal establecido en el caso Roe v. Wade, sino que crea un esquema que permite a los ciudadanos privados interferir con ese derecho y evadir la revisión judicial», ha criticado Psaki, en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

La ley de Texas es una de las más estrictas de Estados Unidos y prohíbe el aborto antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas. Según la norma, el aborto está prohibido cuando se detecta un latido fetal, que a menudo es antes de que la mujer sepa que está embarazada. No hay una excepción por violación o incesto, aunque existe una excepción por «emergencias médicas».

También permite a los ciudadanos presentar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una mujer embarazada a abortar por violar la legislación. Es la primera vez que una ley que prohíbe el aborto a partir de las seis semanas entra en vigor.

Fuente: NIUS Diario

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba