Nacionales

Ex tesorero de Veracruz podría ser detenido luego de violar suspensión

El ex tesorero de Veracruz, Antonio Tarek Abdalá Saad, testigo colaborador de la Fiscalía General de la República (FGR) y cuyo testimonio fue vital para encarcelar al ex gobernador de ese estado, Javier Duarte, podrá ser detenido porque no acató la medida cautelar que le impuso un juez federal.

En junio de 2020, Antonio González García, juez Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, otorgó al ex funcionario una suspensión definitiva que impedía la ejecución de dos órdenes de captura en su contra, pero como requisito le impuso presentarse ante las autoridades judiciales de Veracruz que lo solicitaron.

El subdirector de Amparo, Civil y Penal de la Fiscalía General del Estado de Veracruz informó al juez federal que transcurrió el término otorgado al quejoso para que compareciera para responder los cargos que se le atribuyen.

Anteriormente, el juez González García recibió los oficios de Mónica Segovia Jácome, juez de Control del Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal Oral del XI Distrito Judicial, quien le informó que se instruía un proceso penal contra Tarek por el delito de abuso de autoridad, mientras que Alma Aleida Sosa Jiménez, juez de control Juzgado de Proceso y Procedimientos Penal Oral del Distrito Judicial Xalapa, le notificó que se instruía otro proceso por el ilícito de coalición.

Debido a que violó la medida cautelar, el ex tesorero podrá ser detenido por cualquiera de las dos órdenes de aprehensión. El juez Antonio González convocó para el próximo 7 de abril la audiencia donde resolverá si concede o no el amparo al quejoso contra las órdenes de captura.

Tarek lleva más de dos años sin comparecer ante la justicia de Veracruz, pese a requerimientos judiciales. El ex tesorero está bajo la protección de la FGR por haber otorgado información para acusar a Javier Duarte, la cual sirvió para que un juez de control los sentenciara a nueve años de prisión por los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Durante el último día del sexenio de Enrique Peña Nieto, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) otorgó el criterio de oportunidad a Tarek Abdalá, evitando así que se le imputara por el presunto desvío de 55 mil millones de pesos, a pesar de que su nombre aparecía en 32 carpetas de investigación y en 11 averiguaciones previas.

Antonio Tarek fue denunciado por peculado, pero el Ministerio Público Federal resolvió que el delito que se le debía perseguir era uso indebido de atribuciones y facultades.

El criterio de oportunidad no fue impugnado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), y el ex tesorero tampoco reparó el daño.

El ex funcionario ha promovido diversos amparos para no comparecer en los procesos que se siguen contra el ex tesorero Fernando Charleston Hernández, y contra Gabriel Deantes Ramos, ex secretario del Trabajo, alegando que goza de un criterio de oportunidad.

Fuente: Milenio

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba