Salud

El cáncer de mama avanza cuando la gente duerme

El nuevo estudio supondría un avance para los tratamientos de la enfermedad.

Un nuevo estudio sugiere que, las células tumorales, de las personas que padecen cáncer de mama, tienen mayor facilidad de propagarse durante las noches que en el día. El hallazgo da luz sobre nuevas formas de tratamientos y progresión de la enfermedad, así como una evolución en la forma de concebir la medicina, ya que en el pasado se creía que los tumores lanzaban células cancerígenas durante las 24 horas. 

La comunidad científica ha investigado durante décadas la influencia del ritmo cardiáco en el cáncer. Ahora el descubrimiento halló que los tumores cancerígenos despiertan cuando los pacientes aún se encuentran descansando. De acuerdo con el coautor del estudio Nicola Aceto, biólogo del cáncer del Instituto Federal de Tecnología de Zúrich de Suiza, se trata de un paso más en la compresión de la metástasis. 

La comunidad científica ha investigado durante décadas la influencia del ritmo cardiáco en el cáncer. Ahora el descubrimiento halló que los tumores cancerígenos despiertan cuando los pacientes aún se encuentran descansando. De acuerdo con el coautor del estudio Nicola Aceto, biólogo del cáncer del Instituto Federal de Tecnología de Zúrich de Suiza, se trata de un paso más en la compresión de la metástasis. 

La carrera del cáncer contra el reloj 

«Nature» indicó que el Organismo Internacional de Investigación sobre el Cáncer agregó el ritmo circadiano (cíclos de cambio físico) ininterrumpido como un factor cancerígeno, ante ello, diversos estudios apuntaron que las personas que trabajaban durante horarios nocturos, como en el caso de las enfermeras, estaban más propensas a desarrollar cáncer de mama, sin embargo, los especialistas siguen indagando al respecto.

El ritmo circadiano tiene una influencia importante con respecto a los procesos del cuerpo, como el metabolismo y el horario de sueño. Este a su vez, es controlado por genes que expresan moléculas específicas durante las 24 horas. En el caso del cáncer, los expertos creían que las células estaban tan desgastadas, que de igual forma se ajustaban a dicho factor, sin embargo, se percataron que esto no podría ser del todo cierto.

El estudio

Para el análisis, el equipo de científicos utilizó, primero, a ratones de laboratorio con tumores. Se percataron que los niveles de células cancerígenas variaban de acuerdo a la hora del día en el que se les había sustraído sangre. Posteriormente el modelo fue reproducido en 30 pacientes con cáncer de mamá a quienes se les recogió muestras de sangre en dos horarios, a las 4:00 am y a las 10:00 horas.

Ante esto, descubrieron que la mayoría de los niveles de las células aparecieron en las muestras tomadas a las 4 de la mañana con casi un 80%, de ellas, cuando los pacientes dormían.

Las células que abandonan el tumor por la noche también se dividen más rápidamente y, por tanto, tienen un mayor potencial para formar metástasis, en comparación con las células circulantes que abandonan el tumor durante el día.

Aceto expresó que uno de los aspectos, arrojados por el estudio, que más le sorprendió fue confirmar lo que venía sospechando hace tiempo, que los seres humanos desarrollaban más células cancerígenas cuando el organismo descansa, lo que los diferenciaba a la forma de actuar del cáncer en ratones, que producía más células cancerígenas durante el día, pero ¿cómo llegaron a esta conclusión?

Los especialistas injertaron tumores de cáncer de mama en los ratones y monitorearon su nivel de células las 24 horas. Debido a que los modelos animales se encuentran más activos durante las noches, suelen descansar durante del día, en ocasiones, llegaron a tener una concentración de células 88 veces más alta por la mañana.

¿Cómo miden las células cancerígenas?

Los médicos miden los niveles de CTC en la sagre, refiriere el portal, y se trata de una biopsia líquida que ayuda a diagnosticar el progreso del cáncer en un paciente. La información obtenida por los médicos, además muestra que el horario de la toma de niveles puede ser engañosa para los tratamientos.

Hasta el momento, los científicos señalan que es encesario seguir en proceso de análisis para determinar los factores del por qué las células del cáncer en los humanos son más activas durante las noches.

La comprensión de este nuevo estudio llevaría a un mejor tratamiento del cáncer, sin embargo, se trata de un proceso largo para el mundo de la medicina y la ciencia. Uno de los colaboradores del estudio advirtió que no se debe de pensar el descanso o el sueño como un enemigo para las personas que padecen cáncer de mama, ya que este aún no establece los horarios pertinentes de descanso y se ha demostrado que quienes duermen en menor cantidad tienen un mayor riesgo de muerte. Además el ritmo cardiaco, que es un factor importante, tambien lograría desencadenar una movilidad rápida del padecimiento. 

«Simplemente significa que las células prefieren una fase específica del cliclo de las 24 horas para entrar en el flujo de la sangre», concluyó. 

Con información de EL UNIVERSAL

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba