Salud

¿Qué hacer con el aceite de cocina usado?

En cuestión de salud, sugieren que el aceite tenga un solo uso porque el sobrecalentamiento frecuente puede producir sustancias que resultan tóxicas.

El aceite de cocina se utiliza prácticamente todos los días en muchos hogares. Se considera que parte de los residuos que han ignorado históricamente y que cada vez exige mayor atención, pues un solo litro de aceite puede contaminar mil litros de agua. 

De acuerdo con investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), los aceites vegetales son considerados importantes en la dieta a nivel mundial debido a que se utilizan para guisar, sazonar o freír. 

Especialistas en salud sugieren que el aceite tenga un solo uso porque el sobrecalentamiento frecuente puede producir sustancias que resultan tóxicas para el ser humano. Estos significa que tarde o temprano dicho aceite utilizado tendrá que ser desechado y comúnmente se tira en la coladera o se mezcla con la basura doméstica. 

Qué hacer con el aceite de cocina

El aceite que se vacía en los desagües urbanos, esto tiene grandes impactos en el drenaje o la basura, tales como:

  • Problemas en las tuberías que pueden obstruir y provocar malos olores, creando un alimento ideal para las plagas de ratas y cucarachas
  • Acumulación en la red de drenaje, produciendo una reducción en la capacidad de caudal, lo que en época de lluvias puede contribuir a inundaciones
  • Aumenta los costos de operación de las plantas de tratamiento de aguas residuales, donde el aceite es retirado del sistema
  • Contaminación en cuencas internas, el mar y los acuíferos, formando una película superficial que afecta el intercambio de oxígeno con la vida marina, dañando al ecosistema y a las especies que lo habitan, además de que se adhiere al plumaje de aves y al pelaje de mamíferos
  • Bioacumulación de dioxinas en la cadena de alimentos del ser humano, lo cual contribuye al desarrollo de algunas enfermedades como el cáncer.
  • Contaminación del suelo debido a que eventualmente puede filtrarse y llegar a un cuerpo de agua subterráneo o superficial
  • Pérdida de la posibilidad de reciclar o reusar algunos de los residuos que estuvieron en contacto con el aceite

Para evitar estos problemas, lo mejor que puedes hacer es dejarlo enfriar después de usarlo y luego colocarlo en una botella de plástico con tapadera. 

Una vez que la botella esté llena, llévala a un punto de acopio en tu localidad. En este lugar se encargarán de darle la disposición adecuada que no impacte al medio ambiente.

Así que la próxima vez que prepares algo en la cocina, recuerda que el aceite no lo debes tirar y lo debes poner en cualquier botella de plástico. Con esto ayudarás al planeta y evitarás muchos problemas urbanos y de salud.

Con información de Mundo Sano

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba