Salud

Síndrome de Parsonage-Turner, posible efecto adverso de vacunas anticovid-19 de ARNm: estudio

EL SÍNDROME de Parsonage-Turner se ha destacado como un posible efecto adverso de las vacunas anticovid-19 de ARNm en un reciente informe de monitoreo de farmacovigilancia de la Agencia Nacional Francesa para la Seguridad de Medicamentos y Productos Sanitarios (ANSM).

La rara afección, más común en los hombres que en las mujeres, se caracteriza por la aparición repentina de dolor intenso en el hombro, seguido de parálisis del brazo. Su etiopatogénesis no se entiende bien, pero las vacunas, en particular la vacuna contra la gripe, se han implicado en algunos casos, afirma el informe.

Los profesionales de la salud y las personas vacunadas o sus familiares y amigos informaron de seis casos graves del síndrome relacionados con la vacuna Comirnaty (Pfizer) desde el inicio del programa de monitoreo. Cuatro de estos casos ocurrieron del 3 al 16 de septiembre, informó Medscape.

Los seis casos involucraron a pacientes de 19 a 69 años de edad, dos mujeres y cuatro hombres, que desarrollaron síntomas en los 50 días posteriores a la vacunación.

La mitad se notificaron después de la primera dosis y la otra mitad después de la segunda dosis. Cuatro de los pacientes se están recuperando actualmente; se desconocen los resultados de los otros dos.

“En el caso de la vacuna Spikevax (Moderna), se notificaron dos casos de síndrome de Parsonage-Turner después de la vacunación (más uno que ocurrió después de 50 días, que actualmente se está manejando). La aparición de síntomas en estos dos hombres, uno de unos 30 años y otro de unos 60, ocurrió menos de 18 días después de la vacunación.

“Uno ocurrió después de la primera dosis y otro después de la segunda dosis. Este momento indica un posible vínculo entre el síndrome y la vacuna. Ambos hombres están actualmente en recuperación”, señala el informe.

Esta señal de vacunas de ARNm ahora está “reconocida oficialmente”, según los informes de Pfizer y Moderna. También se considera una “señal potencial” en el informe de farmacovigilancia de Vaxzevria (AstraZeneca), publicado el 8 de octubre, que describe ocho casos de síndrome de Parsonage-Turner después de la vacunación.

Entre el 15 de junio, cuando los niños de 12 años o más pasaron a ser elegibles para la vacunación, y el 26 de agosto, hubo 591 informes de posibles eventos adversos, de los 6 millones de dosis de Pfizer administradas, en niños de 12 a 18 años.

De los 591 casos, el 35,2 por ciento se consideraron graves. La mayoría de estos fueron casos de reactogenicidad, malestar o molestias postvacunas (25 por ciento), seguidos de casos de miocarditis y pericarditis (15,9 por ciento y 7,2 por ciento, respectivamente). En ocho de cada 10 casos, uno de los primeros síntomas reportados fue el dolor torácico.

Fuente: Newsweek

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba