Tecnología

Unas 30 empresas demandan a Microsoft en la UE por prácticas anticompetitivas

Microsoft acaba de recibir una importante demanda en la Unión Europea iniciada por casi 30 empresas, las cuales acusan a la compañía de prácticas anticompetitivas al integrar plataformas como Teams y OneDrive en las versiones 10 y 11 de Windows, una acción que limita la capacidad de elección de los usuarios, además de crear barreras para los competidores.

En conjunto, el grupo de empresas se hace llamar “Coalición por la Igualdad de Condiciones” y de acuerdo con la alianza, Microsoft está haciendo uso de la autopreferencia de sus servicios en su sistema operativo, lo cual socava la competencia. Y si bien son conscientes de que esto no es ilegal bajo las leyes europeas, resaltan que puede generar una posición dominante para Microsoft y, entonces, cometer un delito.

Los demandantes argumentan a la Dirección General de Competencia de la UE que tales tácticas han permitido a Microsoft tener un crecimiento en su cuota de mercado para la región de un 66%, mientras que los proveedores locales han caído del 26% al 16%, según un comunicado.

De acuerdo con Frank Karlitschek, fundador y CEO de Nextcloud, un importante competidor de OneDrive, esta situación es similar “a lo que hizo Microsoft cuando mató a la competencia en el mercado de los navegadores, deteniendo prácticamente cualquier innovación en este rubro durante más de una década”.

Este comentario hace referencia al enfrentamiento que la Unión Europea tuvo con Microsoft a causa de su posición dominante en el mundo de los navegadores con Internet Explorer, además de otras aplicaciones. Dicho caso terminó con una multa de 860 millones de euros para la empresa en diciembre de 2009.

Para Lothar Becker, presidente de la Document Foundation, una organización de apoyo, “los ciudadanos deberían poder decidir por sí mismos qué herramientas digitales utilizan para crear, almacenar y compartir contenido, incluido un formato de documento abierto para sus archivos”.

Cabe mencionar que esta no es la única demanda que enfrenta la compañía por temas de anticompetitividad, pues la plataforma Slack comenzó un caso en la región, el cual sigue en marcha, por haber “enlazado ilegalmente Teams junto a la suite Office, obligando a su instalación a millones de usuarios y ocultando los verdaderos costes a los clientes empresariales”.

La situación entre estas empresas data de julio de 2020 y si bien Slack es consciente de que Teams no es un verdadero rival de su plataforma, pues se enfoca en videollamadas, las dos apps tienen muchos puntos en común para la gestión de equipos y para comunicarse con compañeros de trabajo, lo cual representaría una afrenta a Microsoft.

Sin embargo, la empresa originaria de Redmond no es la única señalada, pues la coalición resalta que este tipo de prácticas anticompetitivas también pueden ser usadas por otras grandes compañías, como Google y Amazon, las cuales promueven sus propios productos autorreferenciando “o bloqueando directamente a otros proveedores”.

“Los proveedores locales más especializados no pueden competir por sus méritos porque la clave del éxito no es tener un buen producto, sino la capacidad de distorsionar la competencia y bloquear el acceso al mercado”, dijeron los denunciantes.

Hace unos días, la UE multó a Google con 2,420 millones de dólares por abuso de posición dominante, mientras que Apple no ha escapado de los esfuerzos por regular sus prácticas en cuanto a sus servicios en la App Store. Amazon, por otra parte, también es investigado por sus prácticas comerciales en línea y su uso de datos no públicos sobre vendedores independientes.

Fuente: Expansión

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba